Consejo

Los pepinos crecen mal en el invernadero.


Es posible que algunos trabajadores agrícolas novatos no entiendan por qué los pepinos no brotan en un invernadero. Puede haber muchas razones para esto.

Un jardinero experimentado sabe cómo cuidar adecuadamente un invernadero para que los cultivos que crecen en él crezcan normalmente y produzcan frutos buenos y valiosos.

Factores de riesgo

Si notas que los pepinos en invernadero no han emergido y no vas a hacerlo, debes prestar atención a algunos factores que pueden interferir con este proceso natural. Entre las principales razones para no germinar semillas de pepino se encuentran las siguientes:

  • temperatura del suelo demasiado baja;
  • profundidad de siembra significativa;
  • textura inadecuada del suelo;
  • suelo demasiado seco o húmedo, duro;
  • almacenamiento inadecuado de semillas de pepino;
  • métodos incorrectos de preparación de semillas antes de la siembra directa en el suelo.

En primer lugar, debe recordar que la temperatura del suelo debe ser de al menos 12 °. Si el suelo no se calienta lo suficiente, las semillas simplemente se enmohecen y es posible que no crezcan en absoluto en el futuro. Es mejor si el invernadero puede mantener la temperatura del suelo dentro de los 23 °. Esta temperatura se considera la más óptima para el crecimiento normal de las semillas de pepino. Es muy importante no introducir demasiado la semilla de pepino en el suelo. Lo mejor es colocarlo a una profundidad de unos 2 cm.

A menudo, los pepinos no germinan debido a la textura inadecuada del suelo. Si su invernadero tiene el suelo incorrecto, debe fertilizarlo sistemáticamente. Para determinar qué fertilizantes necesita este o aquel suelo, debe solicitar la ayuda de un profesional que realizará un examen del suelo y le dará las recomendaciones necesarias.

Una posible razón del crecimiento deficiente de los arbustos es el suelo seco o demasiado anegado. Es muy importante regar ligeramente el suelo antes de sembrar las semillas. Debe tener mucho cuidado de no exagerar.

Ocasionalmente, la razón del crecimiento deficiente radica en el almacenamiento inadecuado de semillas. Deben almacenarse exclusivamente en un lugar seco y protegido del sol. Es muy importante que la temperatura del aire no supere los 20 °, de lo contrario la semilla puede germinar prematuramente, antes de entrar al suelo. Para que la humedad excesiva no estropee una semilla normal, es necesario envolverlas por separado en una película especial o bolsa de plástico, que podría protegerlas del exceso de humedad o de la luz solar directa, que también puede matar.

Y, por supuesto, debe asegurarse de que el suelo sea lo suficientemente suave y suelto.

En pilas de tierra grandes y duras, es posible que una semilla de pepino débil no germine. Es por eso que, antes de plantar, el suelo de los invernaderos debe desenterrarse con cuidado y aflojarse ligeramente.

Cómo cuidar un invernadero

Para que el pepino germine en invernadero sin problemas y en el tiempo necesario para este proceso, se debe preparar cuidadosamente el suelo. En primer lugar, debe desenterrar la tierra y aflojarla, ya que a los pepinos les encanta la tierra blanda. Después de eso, debes verificar la acidez. Este indicador no debe ser superior a 6.4-7.0. Si esta cifra es mayor, se debe abonar con cal. Es necesario plantar semillas en un invernadero solo en suelos ricos en fertilizantes orgánicos.

Es por eso que se debe aplicar una cantidad suficiente de fertilizante al suelo antes de plantar. Puede alimentar el suelo con gordolobo o excrementos de pájaros con una pequeña adición de ceniza.

Un suelo bien preparado no es garantía de éxito, ya que la germinación del grano depende en gran medida de su calidad y método de almacenamiento. Las semillas deben sembrarse secas. Los expertos aconsejan preprocesarlos a la ligera. En circunstancias normales, los primeros brotes deberían aparecer dentro de una semana después de la siembra.

Para que el pepino brote en el momento adecuado, después de plantar las semillas, el suelo debe regarse completamente.

Es importante recordar que incluso después de plantarlos en un invernadero, los pepinos necesitan un suministro regular de humedad, por lo que debe regar las plántulas al menos cada 2 días. Si la planta siente que le falta agua, el pepino se marchitará incluso antes de que aparezcan los frutos. El agua para riego debe estar relativamente tibia, en ningún caso por debajo de los 18 °. Si el pepino aún brota, incluso a pesar de la falta de humedad, dicha verdura no se puede comer, ya que el producto se vuelve insoportablemente amargo.

Inmediatamente después de plantar el grano y la aparición de pequeños brotes, el suelo y las plantas deben tratarse con varios venenos, que eliminan la posibilidad de plagas. Bueno, por supuesto, antes de plantar pepinos en el invernadero, debe consultar con un profesional que lo ayudará a elegir las mejores variedades de pepinos para el invernadero, porque muchas variedades de pepinos están diseñadas para plantar en condiciones más frescas.

No se desanime si no ha emergido el primer lote de pepinos en el invernadero. Este fenómeno es muy común. Para que las semillas de pepino germinen a tiempo, debe prestar atención a todos los consejos anteriores, ya que una discrepancia en uno de los puntos puede detener por completo el proceso de germinación del grano.


Ver el vídeo: Testimonio de cultivo de Pepino en Invernadero (Enero 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos